Estrategia

El arte de empapelar la ciudad de publicidad política

“La política es enemiga de la imaginación”. Ian Mcewan

Se acercan las elecciones del 25 de octubre para la elegir a los próximos Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Concejales y Ediles o Miembros de Juntas Administradoras Locales, que gobernarán cada uno de los municipios y departamentos de nuestro país y cuyos candidatos no han desaprovechado ni un momento para hacer “publicidad” por todo el territorio nacional.

Vallas, pancartas, posters, pendones, volantes y un mundo de papeles hacen arte y parte del panorama de Bogotá, todo un carnaval de colores de un sin número de partidos políticos, lo que refleja la falta de seriedad de los políticos de este país. La invasión es tanta que ya todo se convierte en paisaje, un intento de diferenciación fallido, pues el mensaje de cada uno sigue siendo el mismo, promesas insulsas que resultan siendo un insulto de frente para los ciudadanos.

En un recorrido desde mi trabajo hasta mi casa me dí cuenta que la estrategia cambia de norte a sur, mientas en las “grandes avenidas” están adornadas con vallas y posters poco a poco la ciudad en el sur se convierte en un lienzo libre donde las fachadas de las casas son el espacio perfecto para forrarlas como regalo de cuanto pendón se puedan inventar, un autentico trabajo de contaminación visual. Mis preguntas son: ¿Les pagan a los dueños de las casas por instalar un megapendón? seguramente con panela, tamal o lechona, ¿Eso a caso no esta regulado por las autoridades competentes? al parecer aquí los candidatos pueden hacer y deshacer en esta ciudad una muestra de ello es el uso de la imagen del senador Uribe que acompaña a los candidatos de su partido político, ¿Una estrategia de Uribe para que nadie lo olvide? seguramente.

Todo esto se traduce en contaminación visual y posteriormente en basura lo que resulta como contaminación ambiental, tema que pocos candidatos han mencionado en sus propuestas.

Tengo la ilusión de que algún día quienes asesoran o son los directores de campaña de los próximos candidatos hagan uso de su imaginación y exploren otras estrategias en las cuales puedan hacer la diferencia y respondan a favor del medio medio ambiente.

Casas: Lienzos de la publicidad política colombiana

Fotografías por: @andisuarez

Anuncios

Jack’s Snacks

1

Recuerdo cuando llegaba del colegio y le pedía a mi mami plata para comprar Chitos, esos chitos amarillos, saladitos y crocánticos cuyo sabor se quedaba en mis dedos y luego con algo de vergüenza me escondía para chuparlos, pues no quería que el sabor se fuera, o los Boliqueso (mis favoritos), unas deliciosas bolas cubiertas con saborizante de queso, un delicioso manjar que no podía faltar en mi lonchera, y cómo no acordarse de los Gudis, esas bolitas de colores dulcesitas, hechas de maíz que esperaba, no se acabaran nunca. Si esto te trasporta como 20 o 15 años atrás, eres de los míos,  de esos que recuerdan con gran alegría y nostalgia esos snacks con los que crecimos y que después ninguno ha vuelto ser, ni a saber igual.

Chitos (Comercial TV)

Boliqueso (Comercial TV)

La marca, responsable de estos recuerdos fue Jack´s Snacks una marca de Savoy Brands Colombia (Industria Gran Colombia) que después pasó a manos de Frito Lay o lo que hoy conocemos como PepsiCo, todo esto como consecuencia de la apertura económica que se dio en la década de los 90 en nuestro país, situación que dio la entrada a industrias extranjeras, cuando algunas colombianas no estaban lo suficientemente preparadas para enfrentarlas. Estas empresas extranjeras que estaban conociendo el mercado colombiano llegaron e incluso reformaron los productos con los que nos vinculamos emocionalmente, de tal manera que nos ofrecieron otro tipo de productos dejando a un lado esa relación que teníamos con los productos tradicionales.

Gudis (Comercial TV)

Hoy en día conocemos los Chitos con otro nombre, incluso con otro sabor, aún prevalecen los Gudis pero no es muy fácil conseguirlos, los Boliqueso no los volví a ver y nos queda el Maní Moto un maní dulce con una cubierta saladita y crocante, un sobreviviente de aquellas modificaciones.

Mani Moto Jack’s Snacks (Comercial TV)

Mani Moto PepsiCo (Comercial TV)

Sin embargo este es un ejemplo de esas marcas que se quedaron en el corazón de los colombianos y que hoy recordamos y desearíamos que volvieran, todo un resultado de una estrategia bien hecha para posicionar una marca mediante la relación emocional producto-persona.

 

Por: @andisuarez

 

Referencias

Kien y Ke: http://bit.ly/1CNSqi7

Revista Dinero: http://bit.ly/1C39qgU

PepsiCo: http://bit.ly/1C39qgU

Revista Alimentos: http://bit.ly/18RnhwC