Social Media

Una comunidad, una oportunidad

¿Qué es una comunidad? Para mi una comunidad es el conjunto de personas que comparten algún interés en común, pero también es la puerta a grandes oportunidades que se pueden aprovechar para llevar a cabo diferentes actividades, sobretodo en redes sociales.

Debemos tener en cuenta que un persona puede pertenecer a una, dos o más comunidades, por ejemplo: A un joven le gustan los videojuegos y pertenece a una comunidad cuyos miembros son gammers, pero este joven también se interesa por practicar skateboard y seguramente comparte con algunos amigos skaters. Esto es muy importante y nos dice muchas cosas, entre ellas que las comunidades también nos pueden definir tendencias, gustos, intereses, que sus miembros comparten, y precisamente esto es lo que el marketing aprovecha para diseñar estrategias que conquisten ese mercado objetivo, entre estas estrategias es fundamental tener en cuenta las redes sociales.

Ahora bien, para crear una comunidad en redes sociales debemos identificar un público objetivo y eso lo hacemos mediante la segmentación, teniendo en cuenta los intereses de nuestro producto o temática y a partir de ello podemos desarrollar contenido con los intereses comunes de ese conjunto de personas que conforman nuestra comunidad, a partir de ello podemos escuchar atentamente y darnos cuenta lo que piensan, sienten y quieren los miembros.

Cuando nuestra comunidad es lo suficientemente grande, es decir que ya está compuesta por muchos miembros que tienen otros intereses, comenzamos a ver una diversidad de temas, que solo podemos identificar cuando escuchamos y prestamos atención a las interacciones, de esta manera podemos variar nuestros contenidos sin perder nuestro norte pero dirigiendo los mismos a cada miembro de nuestra comunidad. Recordemos que si nuestra comunidad trata un tema en especial es muy recomendable que también desarrolle contenidos relacionados con el tema central, así la comunidad no cae en la monotonía si no que se diversifica.

comunidadoportunidad

Redes sociales para todos

Imagen

No sabía el gran poder de las redes sociales cuando me encontré de frente con la oportunidad que cambiaría definitivamente mi vida. Antes de dar mi primer paso, empecé a observar lo que la gente del común escribía y en medio de mi ignorancia, eso me daba rabia; “¿Escribir, alguien común y corriente que ni ortografía sabe? eso se lo dejo a los que sí saben” decía yo en ese entonces (grave error), pero después me di cuenta que las redes y los blogs se volvieron mi pan de cada día, muchas personas, diferentes temas, miles de historias me perseguían cual mimo de parque.

Tratando de mirar como funcionaban los blogs y  las redes sociales, entendí que yo también podía participar y encontrar la manera creativa para expresar lo que pienso, siento y sé, ese fue mi primer paso para ser arte y parte de las redes sociales. En este momento miro atrás y agradezco a estos canales por su existencia, pues han hecho que mis letras viajen a través del mundo y que algún día a alguien les llame su interés.

Al principio no tenía un norte fijo, no sabía de que hablar, tenía muchos temas sobre los cuales quería compartir para crear una audiencia, hice un blog con mi vida personal en un momento difícil de mi vida por el cual pasaba, después empecé a interesarme con el tema vintage. y luego arranqué un nuevo proyecto para microempresarios aprovechando mis conocimientos como  Administradora de Empresas y mis ganas de escribir. Ahora los planes son más grandes como crear un espacio artístico por medios digitales en el cual todos compartamos el gusto por la cultura.

La vida poco a poco me mostró que podía lanzarme a cosas más grandes y con el paso del tiempo, mi talento, (que para mi no era más que un desparche), comenzó a dar sus frutos, convirtiéndome en una creadora de contenidos para una comunidad en Facebook terminando con cuatro cuentas en facebook, twitter, vine y linkedin. Al comienzo fue  difícil adaptarme y encontrar un lenguaje externo a mi, buscar información técnica y traducirla a un lenguaje común, descubrir lo que le gusta y lo que no le gusta a las audiencias, entre otras muchas variables que debemos tener en cuenta a la hora de sentarnos y crear contenidos, no solo para generar números, sino para crear un vínculo emocional mediante un diálogo y mantener esa participación e interacción con las personas de una comunidad.

Con mucho aprendizaje, constante retroalimentación, actualización y capacitación de los temas que nos competen y de los cuales queremos divulgar, tenemos la materia prima para empezar a crear contenidos que agreguen valor a la audiencia y esto solo es posible con una buena estrategia alimentada de unas buenas dosis de #imaginación, #creatividad y #organización

Mi consejo para tí, es que debes poner mucho cuidado y atención a lo que te gusta hacer, no te de miedo lanzarte y mostrar lo mejor que tienes para el mundo, pierde el miedo al que dirán y exprésate como mejor sabes hacerlo, descubre lo creativo que puedes ser y ya verás en el camino los frutos que recogerás.

 

Por: @andisuarez