Mes: mayo 2017

¡No hablen por que ajá!

Detesto cuando cuando mis iguales de generación creen saberlo todo.

Sí somos millennials y nos empoderamos de las plataformas tecnológicas para usarlas a nuestro antojo, crear, co-crear, emprender, aprender etc… y de hecho esta muy bien, le estamos dejando a los centennials y a las generaciones futuras las bases de la cultura, la educación y la tecnología de nuestro tiempo, demostrándoles a las generaciones anteriores que el mundo no nos quedó grande y con gran orgullo decimos que lo estamos inventando.

Se dice que somos la generación más educada, y puede que sea totalmente cierto, el tema es que no nos debemos creer el cuentico completo, nos hace falta mucho, y ese es uno de nuestros problemas, creer que somos lo último en guarachas.

Durante los últimos días leyendo columnas de blogs y periódicos web, me di cuenta de eso, nos creemos con soberbia los dioses digitales, como si los esfuerzos de la contracultura fueran cualquier cosa, algo etéreo, y eso es fastidioso. Es tanta la vanidad que caemos en el error de argumentar nuestras ideas con fuentes incompletas, olvidamos observar, ir más allá de la información que tiene Google haciendo creer que nuestra opinión es la ley.

Mi invitación es mirar hacia atrás y si, sentirnos orgullosos, somos la generación más que lee, critica, piensa, investiga, llena museos, bibliotecas y galerias, eso me parece maravilloso, pero no olvidemos que lo que somos, lo somos gracias al resultado de un proceso evolutivo que viene desde hace millones de años y que seguramente las futuras generaciones serán mejores que nosotros, no estarán tan atadas al celular sin duda alguna.

No subestimemos la inteligencia de los que vienen y de los que ya dejaron su huella en el planeta, no hablemos por que ajá.