El precio del arte y la cultura

“El arte tiene un enemigo que se llama ignorancia.” Ben Jonson

Ayer visité el MAMBO (Museo de Arte Moderno de Bogotá) con el objetivo de buscar inspiración, distraerme y alimentar mi mente y alma de colores, texturas, ideas y conceptos; una forma inteligente de ocupar mi tiempo libre en una tarde sabatina.

La entrada $4000 para el humano común, $2000 para estudiantes, lo que alcanza para comprar una película pirata, dos porciones de pizza de la calle, cuatro hamburguesas de mil o dos helados y aún así el precio de la entrada para un estudiante sigue siendo más barato que el precio del dólar.

Una entrada al MAMBO no puede significar mucho para el colombiano común, ese que prefiere gastar esos $4000 o $2000 en otras cosas para nada culturales, más bien banales, pero para mi y para aquellos quienes cada día queremos y disfrutamos aumentar nuestro bagaje cultural es una gran inversión. El hecho de ver el trabajo de los artistas nacionales e internacionales, su crítica, su técnica, su resultado y sobre todo su creatividad, personalmente me llenan, me inspiran y me motivan para hacer cada día mejor persona.

Pienso que si el colombiano promedio visita al menos una vez al año un museo, o termina de leer un libro de verdad o visita un teatro, este ampliaría su visión, su sensibilidad y su mente ante otros mundos, convirtiéndose en un ciudadano más culto, más decente, más humano, ese que tanto necesita este país.

Pasado / Presente El afiche polaco de los últimos 50 años

12

Jorge Riveros – Sueños Pospuestos (Clasifica como uno de mis artistas favoritos)

34
Fotografías: Andi Suárez

 

 


Anuncios

One comment

  1. El domingo de un niño promedio colombiano es levantarse tarde e ir a jugar fútbol o en su defecto sentarse todo un dia a ver fútbol con el padre y sus amigos borrachos. En mi caso personal mis domingos eran levantarse a temprano, bañarme, vestirme y estar desayunado a mas tardar 8am, después me llevaban a museos, el del oro, el del mar, planetario, todos los museos del centro histórico de Bogotá, ir al teatro de Jaime Manzur a ver obras teatrales con marionetas, ir a la biblioteca Luis Ángel Arango, en fin. Cuando crecí no volví a hacer ese tipo de recorridos por culpa de los seres humanos, se me hace sumamente estresante ir a un museo y escuchar a una partida de pendejos que no saben un carajo de nada, dárselas de expertos y por debajear el trabajo de otros. También existe otro punto de vista, no todos los que van a museos son cultos y no todos los que no van a museos son ignorantes. Una persona puede tener todo el conocimiento de arte del mundo y no los hace mejores personas, Asi como una persona puede tener varias carreras profesionales encima y ser un completo ignorante a una persona que solo hizo su primaria o logro terminar la secundaria y se una persona muy culta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s